Cinco picos

Fecha:
15/12/2019
Hora:
08:00
Lugar de salida:
Calle Santa Cruz de Tenerife - Ver puntos de salida
Tipo de actividad:
Inscripción:
abierta
Dificultad:
media-alta
Km:
17
Desnivel:
1050
Plazas:
54
Ardys:
1
COORDINAN:
Javier Chiralt (670339252); Loli Simón (669821581); Bibiana Martínez (653465001);
PRECIO:
tarifa base - Inscripción
image_pdf

En esta ocasión os proponemos una bonita y exigente ruta en nuestra cercana y querida sierra Calderona, en la que coronaremos 5 picos: el Pico del Águila, la Mola de Segart, el Xocainet, la Redona y la Creu del Rodeno. Además tendremos el atractivo añadido de encontrarnos a nuestro paso, de camino entre el pico de la Redona y el de la Cruz del Rodeno, con el «Dragón de la Calderona», una edificación en forma de dragón que nace de la montaña y forma parte del «Bestiario de Marmentini».
Nuestro punto de partida será el monasterio de Sant Espíritu en la población de Gilet; rodeando el monasterio empezaremos a subir buscando el GR 10 que nos llevará al Pico del Águila, desde donde disfrutaremos de una magnífica vista de la comarca del Camp de Morvedre, con el mar al fondo. De ahí bajaremos por una pista que nos llevará al pico más alto de nuestra ruta, la Mola de Segart, que atacaremos por la llamada «Caries», una canal que, tras una pequeña trepada, nos lleva a la cima .
Nos dirigiremos al segundo pico de la Mola, característico por su pilón con una rosa de los vientos, donde se ven los principales picos de la zona; desde ahí arranca la empinada senda por la que bajaremos.
Al poco tiempo ya tenemos frente a nosotros la preciosa silueta del Xocainet; tomamos una senda a la derecha que en una empinada subida nos lleva a su cima.
En la cima del Xocainet a pesar de su modesta altura (437 m) las vistas son sorprendentes debido a su proximidad al mar. Desde aquí ya divisamos nuestro próximo objetivo, la Redona. Desde la Redona tenemos un mirador privilegiado de 360º: Albalat y Estivella con la sierra de Espadán de telón de fondo y hacia el Este, el azul Mediterráneo, Gilet, Petres y Sagunto.
Descenderemos hasta llegar al cruce que nos llevará al Dragón de la Calderona, una escultura monumental fruto de la transformación de una antigua cantera en un dragón que nace de la montaña.
Una vez recorrido y fotografiado el dragón, solo nos queda el último y uno de los más bonitos picos, la Creu del Rodeno. Este pico está compuesto por grandes losas de rodeno superpuestas asomándose al vacío y obsequiándonos con una de las mejores vistas del convento de Santo Espíritu y la Calderona.
Almuerzo y comida ya que comeremos en ruta y suficiente agua ya que no hay fuentes en todo el recorrido.