Los estrechos del río Ebrón

Fecha:
10/11/2019
Hora:
07:30
Lugar de salida:
Calle Santa Cruz de Tenerife - Ver puntos de salida
Tipo de actividad:
Inscripción:
abierta
Dificultad:
media
Km:
17
Desnivel:
460
MIDE:
2-1-3-3
Plazas:
54
Ardys:
1
COORDINAN:
Javier Chiralt (670339252); Loli Simón (669821581); Bibiana Martínez (653465001);
PRECIO:
tarifa base - Inscripción
image_pdf

Después de tres años repetimos esta bonita excursión que en su día por problemas con uno de los autobuses no pudimos completar .
Volvemos a una zona que nos gusta tanto como es la sierra de Albarracín y a uno de sus ríos, el río Ebrón y sus famosos estrechos.
Nuestra ruta comienza en la Turolensa población del Cuervo desde el paraje llamado «el Chorro» donde tomaremos un sendero de gran belleza denominado «sendero botánico» .
Una vez dejada atrás la antigua piscifactoría llegaremos al primer puente de madera de los muchos que atravesaremos y que nos llevará al área recreativa del «Pozo de la Olla». A partir de aquí veremos como el valle se va estrechando, miraremos hacia arriba para ver cómo el imponente cañón poco a poco va dejándonos casi sin luz solar hasta llegar a la parte mas estrecha del río que atravesaremos gracias a unas pasarelas colgadas de la roca rozando sus cristalinas aguas.
Superados los estrechos iremos ganando altura y veremos el curso del río desde los numerosos miradores hasta llegar a otro de los atractivos de la ruta, el puente de la Fonseca: un puente natural excavado por el agua.
Seguiremos descendiendo hasta estar otra vez a la altura del río donde por un sendero rodeado de arboles llegaremos a un antiguo molino y a la cascada de Calicanto. En otoño esta zona es espectacular ya que el suele estar cubierta de hojas doradas y rojizas a orillas del río.
Después de comer y relajarnos con el sonido del agua con el que nos obsequia la cascada solo nos queda volver sobre nuestros pasos disfrutando del camino, esta vez desde una perspectiva diferente, hasta llegar al Cuervo donde nos estará esperando el autobús y esas merecidas cervecitas típicas del final de la ruta.
Como siempre calzado de montaña, almuerzo, comida y suficiente agua pues no hay fuentes durante la ruta.
Las plazas, esta vez, estarán limitadas a un solo autobús.